El impacto del COVID-19 en servicios digitales ratifica el rol de la firma digital para la continuidad de la actividad económica

La transformación digital toma cada vez más un rol determinante en las economías mundiales y se prevé una aceleración como consecuencia de la crisis generada por el COVID-19, resultado de fenómenos como el aumento en la penetración del comercio electrónico o el afianzamiento del teletrabajo.


El efecto de la pandemia mundial en los procesos de transformación digital

Hace años que la transformación digital de las organizaciones está en boca de todos con el objetivo de mejorar sinergias y reducir costes. Los últimos meses han servido para comprobar a nivel global que el uso de la tecnología es un potente impulsor de progreso y bienestar, en consecuencia de crecimiento económico.

El proceso de digitalización ha dado un gran impulso hacia adelante en los últimos años, sin embargo, la emergencia sanitaria de los últimos meses ha acelerado aún más la transformación digital al imponer nuevos desafíos. Más que nunca instituciones y empresas son conscientes de cuánto son necesarios algunos servicios electrónicos, hasta el punto de resultar fundamental para administrar sus actividades y evitar interrupciones.

De forma muy genérica, podemos decir que la pandemia internacional ha hecho temblar el Plan de Continuidad de Negocio de muchas organizaciones., poniendo a prueba la capacidad de resiliencia digital de sociedades, economías y Gobiernos. Nuestras vidas cambiarán drásticamente, aunque todavía no sabemos cómo, somos conscientes que necesitamos acelerar la transformación digital en todos los ámbitos de nuestras vidas.


La transformación digital: la respuesta global para impulsar la recuperación económica.

La Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU) declaró el acceso a Internet como un derecho humano y, entre otras cosas, contempla el rol de la digitalización dentro de los Objetivos Globales de Desarrollo Sostenible (ODS).

La transformación digital tiene un impacto transversal y multisectorial, y representa la gran apuesta internacional para la recuperación económica. En Europa el plan de medidas económicas para mitigar el impacto negativo girará en torno a potenciar un verdadero Mercado único Digital Europeo, con reglas base comunes y eficaces como el Reglamento eIDAS (marco normativo para la identificación electrónica y los servicios de confianza para realizar transacciones electrónicas).

En los países de América Latina y el Caribe (ALC), tanto el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) como el Banco de desarrollo de América Latina (CAF), creen en las TIC como palanca de recuperación y progreso, enmarcando entre sus áreas prioritarias la integración y la digitalización regional. 

La pandemia producida por el COVID-19 ha obligado a muchos reguladores a modificar o flexibilizar sus marcos legales para garantizar la continuidad de los servicios. Un desafío complejo y multisectorial donde la digitalización y compartición de datos se sitúa al mismo nivel que el cumplimiento de normativas o el mantenimiento predictivo de infraestructuras.


El valor de los servicios de confianza

Asiduamente la alta complejidad regulatoria de algunos sectores y la brecha de alfabetización digital en las corporaciones, alimenta los altos niveles de desconfianza al uso de tecnología, y consecuentemente postergando la eficiencia y sostenibilidad de la actividad económica.

Una función clave en la transformación digital está en los servicios de confianza utilizados para la desmaterialización y optimización de procesos. Se trata de un factor crítico de todos los proyectos y soluciones de IT para que las organizaciones ganen en agilidadsimplicidadseguridad y resiliencia en sus procesos internos, con proveedores y clientes, atendiendo al cumplimiento del marco normativo pertinente.

La preparación de un plan de continuidad eficaz debe ser una prioridad para los profesionales y las empresas de todos los tamaños, abasteciéndose de recursos y estrategias para garantizar la capacidad de prestar servicios o proporcionar un rendimiento ininterrumpido. Son precisamente estas medidas adoptadas que protegen a una organización y la dotan de un diferencial competitivo.

La firma digital garantiza la continuidad en el trabajo, respondiendo a las emergencias de manera rápida y favoreciendo su negocio a través de los beneficios que se derivan de la simplificación de sus procesos y el cambio hacia el cero papel.

Son diversos los factores que caracterizan y diferencian a la firma digital ofrecida por un Prestador de servicios de certificación como Uanataca respecto a otros modelos de firma, como son la firma biométrica o la firma digitalizada.

La mejora continua de los servicios es lo que permite abordar proyectos competitivos que mantienen un completo equilibrio tecnológico y legal. La verdadera transformación digital es un proceso complejo y largo, que puede ser más fácil con propuestas adecuadas y diseñadas desde la usabilidad. Cualquier organización se atemoriza cuando hay que hacer cambios, y por esta razón es fundamental que se opte por soluciones que mejor se adapten a su plan de negocio, tanto desde una perspectiva técnica y de cumplimiento.


Ventajas de contar con un Proveedor de Servicios de Confianza en un rol de socio tecnológico:

➢ Capital humano: Servicios de acompañamiento y capacitación de personal en la implementación e integración de servicios.

➢ Seguridad y regulación: Soporte técnico y de cumplimiento legal.

➢ Capacidad de adaptación: Alto nivel de adaptabilidad y flexibilidad.

➢ Emprendimiento e innovación: Oportunidad de escalar servicios gracias al desarrollado constante de nuevas funcionalidades. 


Ventajas derivadas del uso de Servicios de Confianza cualificados:

➢ Garantía del ciclo de vida del documento, archivo o transacción digital de forma nativa.

➢ Garantía de autenticidad de la identidad de los actores.

➢ Garantía de integridad de los documentos, archivos o transacciones. 


A raíz de las medidas de distanciamiento social tomadas en consecuencia de la emergencia sanitaria, la continuidad de actividades productivas y de los servicios púbicos se ha convertido en un gran desafío que ha obligado a acelerar de forma drástica la digitalización de muchos procesos. Porque como se ha demostrado, ninguna organización es inmune a la necesidad de transformación continua. Entre todos los agentes implicados, públicos y privados, es el momento de apostar por el desarrollo digital y tomar decisiones profundas que aprovechen todo el potencial del ecosistema de nuevas aplicaciones y servicios digitales.

Si quieres dejarnos tu comentario en este post, puedes hacerlo en el siguiente formulario. ⬇️ 

0 comentarios Deja un comentario
Un momento…
Deja un comentario
*Campos obligatorios
Las empresas de telecomunicaciones del futuro: la firma digital como catalizadora El teletrabajo más allá del COVID-19: soluciones tecnológicas y certificados digitales para maximizar la productividad
Newsletter

Si quieres estar al día y descubrir nuevas tendencias en identificación digital, súmate y recibirás nuestra newsletter con artículos exclusivos sobre firma electrónica, certificación digital y otros temas de actualidad. Y para que no te pierdas nada, te mantendremos informado de fechas y eventos relevantes del sector.